¿Cómo limpiar el baño rápido y fácil?

De las labores domésticas, limpiar el baño puede ser de las más tediosas y desagradables. A pesar de que requiere de mucho tiempo para dejarlo todo pulcro, su limpieza es impostergable puesto que es un lugar predilecto para la formación y proliferación de peligrosas bacterias causantes de infecciones.

No obstante, debes enterarte que limpiar el baño no es tan complicado como lo pintan. Contrario a lo que dicen, la verdad es que no se necesitan muchos productos ni exageradas técnicas para que todo en tu baño brille. Empecemos por partes y verás que todo en tu baño lucirá ordenado y limpio.

¿Cómo limpiar los sanitarios del baño?

El lavado suele ser la parte más fácil de limpiar en el baño, solo necesitas dos paños de microfibra, un producto limpiador multiuso, y en caso de haya cal, un producto especial para la eliminación de sustancias calcáreas o usar un poco de vinagre blanco.

  1. Antes de empezar, retira objetos que estén alrededor del lavado para facilitar la tarea de limpieza.
  2. Llena el lavado con agua bien caliente, esto ayudará a ablandar la suciedad.
  3. Vacía el lavado, y ahora aplica los productos de limpieza que adquiriste, incluyendo el especial para el cal.
  4. Frota toda la cuenca, que no se te escape ningún rincón. Si es necesario eliminar malos olores, agrega bicarbonato de sodio y enjuaga bien.

Limpieza del inodoro

Aunque nunca será agradable, la limpieza del inodoro puede resultar un poco más sencilla si utilizamos los productos adecuados. Necesitarás un cepillo, unos guantes, un producto específico para la limpieza de inodoros, una esponja y un spray desinfectante.

  1. Una vez con los guantes puestos, tira de la cadena para humedecer la taza.
  2. Aplica el producto de limpieza en los bordes de la taza, vertiendo una cantidad generosa, sobretodo debajo del aro.
  3. Frota, además, todo el recipiente por debajo, incluyendo la parte que pega del suelo, con un cepillo de dientes. Si es necesario, deja reposar el producto durante unos minutos.
  4. Tira nuevamente de la cadena y repite el proceso hasta que estés satisfecho del resultado.
  5. Aplica spray desinfectante y pasa la esponja por todo el inodoro, el asiento, la tapa y la taza. Luego de esto pasa un paño limpio y espera a que esté tel todo seco para poder usarlo.
  6. ¡Importante! No mezcles productos ácidos con sprays a base de lejía, y recuerda siempre seguir las indicaciones de uso que están en la etiqueta, atrás del recipiente.

Limpieza de la ducha, bañeras y azulejos

Las duchas y bañeras repiten casi del todo los pasos de los espacios anteriores. Para limpiar el fondo de la bañera, sugerimos utilizar agentes químicos naturales, como el vinagre o el zumo de limón. Sin embargo, no utilices estas técnicas con los azulejos, dado que dichos componentes pueden dañarlos.

  1. El primer paso es retirar los diversos productos que tengas en la ducha para iniciar la limpieza sin problemas.
  2. Friega el suelo de la ducha o bañera con vinagre el producto de limpieza de tu preferencia, continua hasta que el espacio quede limpio.
  3. Enjuaga la bañera. Si ves que el desagüe baja lentamente, usa un producto adecuado para este inconveniente, o también puedes usar una mezcla casera de vinagre y bicarbonato de sodio.
  4. Usa un limpiador multiuso para las baldosas. Ten precaución con los niveles de ácido del producto, ya que de ser muy elevados pueden dañar las juntas, esto puede derivar en una reparación costosa.

Recuerda desinfectar el bote de basura y revisar en general el cuarto de baño para deshacerte de recipientes vacíos y acumulados. Para obtener mejores resultados a largo plazo, en fontaneros Valdemoro Madrid recomendamos realizar esos procesos al menos una vez por semana. Así la suciedad no se concentrará y la limpieza resultará más rápida, fácil y cómoda.